Los préstamos a plazos suelen ser de mucha ayuda en momentos donde no se cuenta con liquidez inmediata. Haciendo uso de este producto financiero, es posible solventar desde pequeños gastos, hasta necesidades que exijan grandes inversiones. Como plus, lo mejor de los préstamos para pagar a plazos, es su flexibilidad, ya que el usuario elige el tiempo para amortizar el total de la deuda.

Hoy en día, muchas entidades crediticias ponen a la mano sus páginas para gestionar créditos a plazos online. Por ende, ya no es necesario ir banco y hacer largas colas por horas para ser atendido. Pero, ¿qué tan factible es optar por préstamos a devolver a plazos?, ¿cuánto dinero conceden?, ¿otorgan créditos con ASNEF a plazos? Las respuestas a estas interrogantes, y otras, a continuación. 

¿Qué son los préstamos a plazos?

créditos a plazos online

Los préstamos a plazos son financiamientos en los cuales se le permite al prestatario cancelar el total de la deuda de manera fraccionada. Asimismo, estos créditos mantienen una cuota fija mensual, en las que se incluirán los intereses previamente establecidos, y, de ser el caso, posibles comisiones.

En la actualidad es posible acceder a este tipo de productos de forma fácil, rápida y segura a través de la banca en línea. Otro de los puntos a favor de los préstamos online a plazos, es que el usuario es quien decide. Este podrá seleccionar tanto el monto del crédito, como el plazo de devolución del mismo, siempre y cuando esté dentro de los máximos establecidos por la financiera.

Tipos de préstamos a plazos en línea

Debido a sus características, existen varios productos crediticos que son considerados préstamos a plazos. Dentro de esta gama, podemos resaltar los más frecuentes:

Tarjetas de crédito

Este tipo de herramienta financiera pone a disposición de sus acreedores cierta cantidad de dinero. El cliente decidirá dentro de los límites que cantidad necesita, para luego pagar cada mes una fracción de su deuda.

Del mismo modo, este podrá reducir el lapso de devolución o cancelar el préstamo paulatinamente. Por lo general, son usadas para gastos puntuales, de costes no muy elevados.

Préstamos personales a plazos

Estos préstamos están orientados hacia personas particulares y pueden tener distintas finalidades. Es posible solicitar créditos de este tipo para la realización de algún proyecto en específico (personal o laboral); así como para emergencias puntuales.

Para hacer una óptima elección, es fundamental asegurarse de que tanto el monto como el plazo se adapten a nuestras necesidades.

El plazo de amortización dependerá del coste del préstamo. Mientras mayor sea el importe, más tiempo se tendrá para devolver la deuda; tal y como observamos a continuación:

Préstamos a corto plazo

También conocidos como minicréditos a plazos, estos ofrecen cantidades modestas. Como, por ejemplo, un préstamo 500 euros a plazos, con entre 30 y 60 días para pagar.

Préstamos a mediano plazo

Son utilizados con frecuencia para pagar operaciones médicas u otros gastos importantes, como el pago de matrícula universitaria. Suelen ofrecer cantidades alrededor de los 5000 euros, para ser devueltos en un lapso entre 90 y 180 días. 

Préstamos a largo plazo

Los préstamos bancarios a largo plazo sirven para solucionar necesidades que requieran de una mayor cantidad de dinero. Con frecuencia, son usados para llevar a cabo emprendimientos o comprar un automóvil nuevo. Los plazos más comunes oscilan entre los 12 y 36 meses para pagar, aunque puedes encontrar en ocasiones un préstamo 30.000 euros a 10 años.

Líneas de crédito

Al igual que en las tarjetas de crédito, en estos préstamos rápidos a plazos, el cliente puede acceder a cierta cantidad de dinero. Las cuotas mensuales dependerán del monto del que se haya hecho uso, aunque si el usuario decide no disponer del dinero, quedará exento de pagos, intereses y comisiones. A diferencia de las TDC, estos suministran montos más elevados y con menores intereses.

Créditos con aval

En este tipo de préstamos rápidos a largo plazo, el cliente proporciona algún aval del cual sea propietario como garantía a hacer frente al crédito.

El monto del mismo dependerá del bien que se haya establecido como garante, podría ser desde un coche, hasta la hipoteca de una vivienda. En caso de impago, el prestatario corre el riesgo de perder la propiedad puesta como aval. 

Préstamos con ASNEF a plazos

En la actualidad es posible solicitar un préstamo a plazos y estar incluido en un listado de morosidad como el de ASNEF. Esto se debe a que muchas instituciones crediticias ofrecen productos de este tipo a sus usuarios. Sin embargo, esto supone un alto riesgo para la financiera. Es por ello que los préstamos a plazos con ASNEF pueden estar sujetos a un mayor interés y a la exigencia de avales.

Bajo estas condiciones, en la web se pueden encontrar préstamos de 1000 euros con ASNEF a plazos de manera rápida.

¿Cómo conseguir créditos online a plazos?

préstamos a plazos en línea

Como ya mencionamos, se pueden conseguir préstamos online rápidos a plazos desde la banca en línea. Una vez se haya ingresado a la plataforma, solo será necesario:

Escoger el monto y el plazo

Generalmente, la empresa dispone de una calculadora a través de la cual el usuario puede elegir el monto y conocer la cuota que debe cancelar mensualmente. Una vez estés seguro, procede con el formulario.

Completar el proceso de registro

Llena el cuestionario de solicitud con tu información personal y financiera requerida.  

Confirma la información

Una vez la banca reciba tus datos, esta se comunicará contigo, ya sea por correo electrónico, SMS o a través de una llamada telefónica. Luego, solo espera algunos minutos para la aprobación del préstamo.

Requisitos para su solicitud

Si bien puedes acceder a préstamos a plazos sin papeleos, siempre será necesario cumplir con algunos requisitos como:

  • Tener entre 18 y 72 años de edad.
  • Ser residente español.
  • Poseer cuenta en algún banco de España.
  • Demostrar ingresos recurrentes.
  • Contar con número de móvil y correo electrónico.

Consejos al solicitar préstamos a plazos

préstamos a largo plazo

Antes de pedir un préstamo a plazos, es importante analizar algunos factores, para así evitar inconvenientes a futuro. Por tal motivo te recomendamos:

No te excedas en el número de cuotas

Aunque pienses que utilizar el plazo máximo, préstamo personal es lo más conveniente, aunque esto trae como consecuencia un interés más elevado. Asimismo, recuerda que en estos financiamientos se establecen comisiones por cancelación anticipada de cuotas en el caso que decidas pagar antes de lo establecido.

Compara ofertas

Coteja los porcentajes de intereses tanto TIN como TAE y selecciona la alternativa que más se ajuste a tus requerimientos.

Evita solicitar más de un préstamo

Es difícil que una entidad crediticia proporcione un financiamiento cuando aún no has terminado de pagar otro. Adicionalmente, esto resultaría muy riesgoso, por lo que no lo aconsejamos.

Preguntas frecuentes

¿Puedo encontrar préstamos a plazos sin nómina?

Por supuesto, siempre y cuando se demuestre ingresos regulares para afrontar las cuotas del préstamo.

¿Cualquier ente bancario acepta ASNEF?

No, por el contrario, son muy pocas las empresas financieras que aprueban créditos de este tipo.

¿Qué tan alto es el porcentaje de interés de los préstamos a plazos?

Esto dependerá de la entidad en donde se contrate el préstamo, así como del importe del mismo, número de cuotas, etc.

¿Dónde puedo conseguir los mejores préstamos a plazos en España?

Existen varias empresas de prestigio las cuales ofrecen este tipo de financiamientos. Entre las opciones más seguras en la web, podrás conseguir en Vivus préstamo a plazos, al igual que en otras entidades como la Caixa o Santander.

¿Qué sucede si no pago la deuda a tiempo?

En estos casos es común que la empresa llegue a un acuerdo con el prestatario. Sin embargo, se adicionarán intereses moratorios, así como otros gastos administrativos.